TerraSkin un papel innovador que no necesita madera ni agua para su producción. Además, su color blanco se consigue sin utilizar cloro ni ácidos de ningún tipo. Un material resistente conseguido gracias a una combinación de polvo mineral (80% Carbonato Cálcico) y un 20% de resina no tóxica que actúa como coligante.

Un poco de yeso, caliza y mármol, mezclado con resina y ya tenemos un papel de piedra. Un nuevo material sustitutivo del papel, el cartón y el plástico respetuoso con el medio ambiente.

Llegará a Europa de la mano de Emana Green, empresa distribuidora con sede en España.

Sin arboles, sin agua y sin cloro. Este es el eslogan de la empresa estadounidense que hace hincapié en las ventajas de su producto. No requiere cortar ningún árbol, no gasta agua, ni la poluciona, no necesita ser blanqueado con cloro, utiliza un 50% menos de energía para su producción que el convencional y es 100% reciclable (se degrada con una exposición al sol de entre 3 a 9 meses). Por este motivo ha conseguido el certificado plata ‘Cradle to Cradle’. Además, en su producción no se emiten gases y cuando se incinera emite un 50% menos de CO2 que el papel convencional.

Un material muy resistente al agua, a la grasa y al aceite, por lo que resulta especialmente indicado para la fabricación de bolsas, etiquetas auto-adhesivas o cuadernos.